196. A UN ÁLAMO DEL RÍO

196. A UN ÁLAMO DEL RÍO

Esta tarde he hollado tu sendero
pisando con mi paso la vereda.
Quizás mañana puede que suceda
y vuelva a caminar si me acelero.

La Soledad me muestra algún lucero
en las noches de luna llena y queda
iluminado el río y la arboleda
con el fuego de abril tan puñetero.

Allí en la carretera está podrido
un álamo que habita tras el puente
y yace inerme por la edad vencido.

Sus hojas se las lleva la corriente,
sus ramas en la hoguera que han ardido
y sus frutos jamás darán simiente.

José Luis Guillén Lanzas, 27 Abril 2017.
http://www.safecreative.org/work/1704271913203

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: