243. MI HUMILDE CELIBATO

243. MI HUMILDE CELIBATO

Se entusiasma, risueña y silenciosa,
al lado se sentó de mi sombrero;
con mi fama de crápula y soltero,
morena me consiente tan preciosa.

Femenina, presume revoltosa,
me liga porque quiere y porque quiero;
trovador, tarambana y caballero,
he de cantar la fina y joven rosa.

Ni Merimée ni Bizet con arte
podrían competir con mi retrato
que mis versos pretendo dedicarte.

Al ser tal vez vetusto y timorato
me fui porque no quise molestarte
ni perturbar mi humilde celibato.

José Luis Guillén Lanzas, 5 Febrero 2018
333sonetos.wordpress.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: