268. LA PROTESTA

268. LA PROTESTA

Tan asquerosa es tu mirada o gesto
cuando se clava en mi pupila presta;
que verla nada más se me indigesta
provocando a mi lado deshonesto.

Señorita por más que te detesto,
que un par de aleves cuernos en mi testa
ornaste ante mis ojos sin respuesta
ni motivos te burlas por lo puesto.

Ahora dormiré la triste siesta
en la hora y le punto en que me acuesto
estando preparado por si hay fiesta.

Por molestar no sufriré arresto
madita niña pija no protesta
seguramente ya encontró repuesto.

José Luis Guillén Lanzas, ? 2016
333sonetos.wordpress.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: