274. SONETO DE PEDIDA

274. SONETO DE PEDIDA

A mis endecasílabos reclamo
como dijo el poeta de Verona
escritos al solaz de mi poltrona
a las mozas bellísimas del ramo.

Quemados ya por mí no los declamo
como dijo el poeta me apasiona
sacar con ellos brillo a la corona
de sorprendentes cuernos con que exclamo.

Esos endecasílabos perdidos
por esos labios de segunda parte
han sido denegados y ofendidos.

Esos endecasílabos sin arte
que fueron con engaño conseguidos
logrando así quizás enamorarte.

José Luis Guillén Lanzas, ? 2016
333sonetos.wordpress.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: