276. SONETO A BERENICE

276. SONETO A BERENICE

Berenice, la rica y la testigo,
me desprecia por loco y por torero;
mientras cuenta fanegas y dinero
ni siquiera me quiere como amigo.

El capital es duro y no consigo
librarme de sus cuernos, que prefiero
a semejante adorno estar soltero
pues confundido ya no la persigo.

Enamorado, acaso interesado,
estuve en el burdel y el manicomio
pensando que perdí por fracasado.

Que se vaya al infierno, que el demonio
queme su corazón petrificado
y tenga un concertado matrimonio.

José Luis Guillén Lanzas, ? 2016
333sonetos.wordpress.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: