299. A LAS BARRICADAS

299. A LAS BARRICADAS

Señoritos y empresario
en el campo a los braceros
como en la urbe a los obreros
por un mísero salario
los explotan siempre a diario.
Si alguno su voz levanta
con un nudo en la garganta
al exilio o desempleo
condenados por deseo
de la madre iglesia santa.

José Luis Guillén Lanzas, 31 Agosto 2016
333sonetos.wordpress.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: