547. LA JOVEN Y EL VIEJO BUCANERO

547. LA JOVEN Y EL VIEJO BUCANERO

Esa cara de pecas salpicada
y ese labio de rojo perfilado.
El verde que presume en su mirada
y ese pelo que está recién lavado.
Recogido el cabello en una cola,
con sus gafas de vista o secretaria;
esa boca teñida de amapola,
de rosa su mejilla solitaria.
Ya soy un sabio capitán pirata
y un astro como el sol puede cegarme
aunque luzca mi traje y mi corbata
la luna y las estrellas han de guiarme.
Moraleja del viejo bucanero:
ya, aunque quieras, no puedes ser torero.
José Luis Guillén Lanzas, 2020-11-06
http://www.joseluisguillenlanzas.com
http://www.safecreative.org/work/2011065816411

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: