550. LA MIEL DE LA COLMENA

550. LA MIEL DE LA COLMENA

Ese chorro de rizos y melena
con su color castaño de avellana
que está sentada bajo la ventana
en su mano se enreda y desordena.
Esa joven tan seria y tan serena
con ese labio tan carnoso y grana
y esos ojos preciosos de sultana
conserva aún la miel de la colmena.
Esa joven me niega la mirada
cuando el bardo la mira demasiado
porque no quiere estar enamorada.
Pero al ser un poeta descarado
pretendo que se ponga colorada
que me di cuenta de que me ha mirado.
José Luis Guillén Lanzas, 2020-11-08
http://www.joseluisguillenlanzas.com
http://www.safecreative.org/work/2011085837182

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: