582. UN TELEGRAMA

582. UN TELEGRAMA

Ese chorro de rizos se derrama,
por su espalda en cascada precipita.
No sé qué me ha pasado señorita
al observar tan bello panorama.
Esa boca carnosa que me llama,
esa mirada pura e infinita,
esa cara que tienes tan bonita…
Que desde aquí te mando un telegrama.
Conmigo se quedó una noche a solas
con esos ojos negros a mi vera
no sé poeta cómo te controlas.
Morena, al pueblo vino en primavera,
una rosa risueña entre amapolas
que pretende, preciosa, que la quiera.
José Luis Guillén Lanzas, 2020-12-12
http://www.joseluisguillenlanzas.com
http://www.safecreative.org/work/2012126197173

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: