918. POR BOCAZAS

918. POR BOCAZAS


Un día por amor y por bocazas
perdí mis cartas y perdí dinero;
mas como sigo siendo un caballero
me conformé con darle calabazas.

Ahora que en silencio me amenazas
que, nena, ni por pasta yo te quiero:
veterano, paupérrimo y soltero,
me gusta torear en varias plazas.

Me echaste del albero de Alameda,
que te dieron los celos en la feria,
y en la memoria de tu pueblo queda.

Bienvenida, mujer, a la miseria,
que la vida al girar como una rueda
me librará de ti, común bacteria.

José Luis Guillén Lanzas, 2022-08-06
joseluisguillenlanzas.com
https://www.safecreative.org/work/2208061731583-918-por-bocazas_220806_015538-docx

A %d blogueros les gusta esto: