919. LA DULCE TENTACIÓN

919. LA DULCE TENTACIÓN

La dulce tentación con su vestido
de colores al lado del manzano.
El robot ya no siente, ni es humano,
ni enamorarse tiene permitido.

Si la fruta del árbol no has mordido
que no sé si era el aprendiz, decano,
o está regada tu huerta o es de secano
e ignora al palpitar cada latido.

No me insultes llamándome educado
que soy salvaje y libre como un lobo
a pesar de las drogas del estado.

Por favor, estos piensan que soy bobo,
que estoy gordo y que esto se ha acabado:
cuando yo quiera imbécil te la robo.

José Luis Guillén Lanzas, 2022-08-06
joseluisguillenlanzas.com
https://www.safecreative.org/work/2208061731705-919-la-dulce-tentacion-_220806_023322-docx

A %d blogueros les gusta esto: